Salen a pintar murales en una zona de San Justo

A pocos días de haber iniciado el año, el barrio matancero de Villa Constructora será protagonista de dos jornadas a puro arte.

El sábado y el domingo se celebra la cuarta edición de “Matanza Pinta”, una movida organizada anualmente por dos artistas locales, que esta vez se hará en esa zona de San Justo.​

En concreto, luego de la convocatoria a participar que realizaron, más de 20 muralistas, grafiteros y pintores renovarán, con diferentes estilos, la fachadas de casas, comercios y paredes a lo largo de seis cuadras del barrio. 

La movida nació en 2016 de la mano de los artistas plásticos Karen Parreira y David Maciel. Desde entonces ambos se encargan, año tras año, de coordinar la iniciativa con el fin de transmitir un mensaje sobre la contaminación ambiental en el Partido.

En realidad, lo que buscamos generar a través de Matanza Pinta es conciencia ambiental. Por esa razón elegimos zonas dentro del barrio que se encuentren abandonadas; la idea es promover el cambio en esos lugares”, dice Karen.

El punto de partida este año será en Figueroa Alcorta y Deseado: “Lo hacemos en lugares donde se sufre mucho la contaminación. Hay calles que no son transitadas, y ahí se forman basurales”, explica David. Y agrega: “La idea es reunir varias técnicas de graffiti, no sólo mural. Y la temática elegida está relacionada con la flora y fauna”.

“Lo hacemos en lugares donde se sufre mucho la contaminación. Y buscamos generar conciencia ambiental”

Karen Pareira y David Maciel, organizadores

Los vecinos del barrio que se sientan convocados por la propuesta del evento, durante los dos días y a partir de las 17 se podrán acercar al punto de inicio, donde habrá stands con información sobre el cuidado del medio ambiente y pasarán distintos oradores. También repartirán semillas de diversas especies.

“Este año decidimos empezar a pintar un poco más las casas y llevar el arte callejero a los barrios. Siempre fue una fusión de muchos artistas. Acá, en La Matanza, hay mucho graffiti y no podríamos desarrollarlo sólo dentro de ese ámbito, entonces decidimos hacer una fusión de estilos”, explican.

“Este es un evento cooperativista y autogestivo. Y es esa justamente la parte que más cuesta dentro de este proyecto. Mucho lo ponemos nosotros y los artistas que se suman también traen sus cosas. La idea es llegar a cubrir los gastos”.

En esta línea, aclaran que los que asistan y deseen hacerlo, podrán colaborar con materiales para el proceso artístico de los murales. “Siempre notamos mucho la contaminación en el barrio, la falta de limpieza, la falta de iluminación. Entonces es una buena manera para visualizar el problema del barrio. Que a través de la pintura todos puedan venir y conocer”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *