Cómo rastrear un celular de forma fácil, rápida y segura

El uso del celular es una realidad indiscutible en todos los ámbitos sociales, laborales y en todas las edades. Incluso, las herramientas que proporcionan los dispositivos móviles hacen que ya sean indispensables en algunos casos para la circulación por las calles, acceso a determinados espacios o identificación.

Los celulares intervienen en nuestras vidas a tal punto que dependemos del dispositivo y de que haya señal en todas las regiones, para estar tranquilos respecto del arribo de algún familiar a determinado sitio o, por qué no, de que quien dice que está en un lugar, realmente se encuentre en ese sitio.

Sin embargo, no hay que perder de vista que el valor de los dispositivos móviles también se ha ido incrementando y que por ello se han ido convirtiendo en focos destacados del delito. Por ello, no resulta extraño que, de pronto, un familiar o amigo informe sobre un reciente asalto sufrido o un robo que puede haberse ejecutado en la vía pública, en un medio de transporte o, incluso, en un vehículo propio estacionado en un semáforo. También se utilizan celulares robados al instante para hacer secuestros virtuales o para amenazar con falsas capturas.

En planos más formales, los robos de celulares se pueden planificar con vistas a la manipulación, no del dispositivo en sí mismo sino con el objetivo de capturar toda la información que ellos tienen y que podría ser vendida o malversada en diferentes ámbitos. Los teléfonos móviles guardan innumerables datos de la vida privada de cada persona que podrían generar verdaderas catástrofes si se difundiesen. Con el objetivo de concientizar sobre estas problemáticas es que trabajan organismos como la Asociación Argentina de Lucha contra el Cibercrimen (AALCC), espacio desde el que constantemente se advierte sobre el cuidado y los engaños vigentes que se pueden prevenir con tan solo estar informados.

Según datos que se pueden obtener recorriendo las diferentes alternativas que provee el mapa del delito del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, los casos de robos y hurtos en la provincia de Buenos Aires se mantienen estables y, en algunos barrios, se pueden reconocer ciertos incrementos de asaltos bajo algunas modalidades.

En este marco, el robo de teléfonos celulares representa alrededor del 50% de los delitos que cometen, por ejemplo, los motochorros y las estadísticas determinan que son alrededor de 5000 equipos los que se sustraen diariamente. Tal es la envergadura de la situación de inseguridad que se contempla que, desde la página de la Nación, se aconseja qué hacer si se sufre un robo de este estilo.

Como consecuencia de esta realidad que nos atañe a todos y, principalmente, como una medida de seguridad que se presenta al alcance de nuestras manos, se ha vuelto indispensable una herramienta que consiste en el rastreo de celulares. Tanto en los casos en que los teléfonos son robados, como para esas situaciones en que uno quiere saber exactamente dónde se encuentra la persona que está realizando la comunicación o que tiene determinado móvil en su poder, existen rastreadores gratuitos que se pueden ejecutar. Para saber cómo hacerlo se pueden consultar tutoriales o esta guía bastante completa de cómo rastrear un celular.

Con cierto cuidado, con los conocimientos de qué hacer en cada caso y con herramientas como las que provee un rastreador de celulares se puede afirmar que los teléfonos móviles son tan indispensables y genuinos para salvaguardar datos personales como para la localización de quienes los estén utilizando. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *