Encontró un regalo de Navidad que nunca abrió y ahora vale una fortuna

Scott Amos, un hombre residente del estado de Nevada, en Estados Unidos, se llevó una gran sopresa cuando fue a limpiar el ático de su mamá. Él la había visitado por el Día de la Madre  y ella aprovechó para pedirle que subiera y definiera qué hacer con varias cajas que estaban guardadas desde que era niño.

Mientras se encontraba realizando la desgastante tarea, Amos descubrió una copia de un videojuego clásico de Nintendo. Se trataba del “Kid Icarus”, que ni siquiera había sido retirada de su envoltorio y que hasta conservaba un recibo de la cadena de tiendas J.C. Penney por un valor de 38,45 dólares.

De acuerdo con el diario Reno Gazette Journal, al descubrir el paquete el afortunado creyó que vendiéndolo podría ganarse unos 200 dólares. Pero había sido muy conservador en su cálculo. Según trascendió cuando lo colocó en manos de expertos en la materia, el título hallado podría ser vendido en hasta 10.000 dólares en una subasta en línea.

Ben Amos junto a su familia y su “preciado” botín.

“Fue gracioso, cuando vi que estaba sellado, pensé que valía unos cientos de dólares. Al día siguiente me fui a trabajar y envié un correo electrónico a un par de expertos. Uno de ellos me respondió en media hora diciéndome ‘tienes un huevo de Pascua’”, afirmó Ben a medios locales.

De inmediato previno a su mujer para que pusiera la copia a buen recaudo, donde sus hijos no pudieran dañarlo. “No quería que lo tiraran al suelo o lo pintaran”, agregó.

Un acontecimiento histórico

Según Valarie McLeckie, directora del departamento de video juegos de la casa de subastas Heritage, se trata de uno de los títulos de Nintendo más difíciles de encontrar, sobre todo si está completamente nuevo.

“Hay menos de diez en manos de los coleccionistas de juegos clásicos —puntualiza—. Encontrar una copia sellada y nueva, en buenas condiciones y con un origen tan bien documentado, es un acontecimiento prácticamente histórico. Creemos que su origen le añadirá valor entre los coleccionistas serios”, relatóMcLeckie

De hecho, el juego hallado por Scott Amos obtuvo ocho puntos sobre diez por parte del servicio de calificación de video juegos Wata games.

El origen del “regalo”

Lo que sigue siendo un misterio es la procedencia del video. La familia entera se ha puesto a recordar cómo fue adquirido, quién lo hizo en particular y por qué motivo. El hecho de que el recibo esté fechado el 8 de diciembre de 1988 hace suponer que pudo haberse tratado de un regalo de Navidad que al final el niño no llegó a abrir y que los mayores colocaron en el ático.

“Todavía recuerdo el juego. Mi vecino lo tenía. Recuerdo que era difícil, y nunca fui muy bueno con los video juegos”.

El juego “Kid Icarus” fue lanzado en diciembre de 1986.

Basado en la mitología griega, el juego trata de un protagonista llamado Pit que procura rescatar a Palutena, la diosa de la luz, de manos de un personaje malvado llamado Medusa.

En el paquete del cartucho se puede leer: “Prepárense para la acción y la aventura de la Mitología Griega en la era de los video juegos. ¿Sobrevivirás para restaurar la luz de Palutena y devolver a la “Tierra de los Ángeles? Sólo tú lo sabes”.

Amos y su familia ya están pensando en cómo repartirse el dinero, si al final se puede concretar una venta por unos diez mil dólares. “También tengo una hermana mayor. Vamos a dividirnos las ganancias en partes iguales”“Nos vamos a ir de vacaciones a Disney World el próximo mes”, concluyó en medio de su alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *