Le atravesaron la cabeza con una barra de hierro en acalorada discusión. . IMÁGENES SENSIBLES.

El joven Miguel Saucedo López, de 21 años, terminó con una varilla de hierro de más de un metro de largo clavada en la cabeza luego de protagonizar una brutal discusión con su amigo, Aníbal Báez Franco, de 29 años. La víctima perdió un ojo y el agresor fue detenido por “homicidio en grado de tentativa”

Saucedo debía cumplir con su guardia hasta las 7 de la mañana del sábado en la estación de servicio Gasur, ubicada en el barrio María Auxiliadora de Santa Rosa del Aguaray, en Paraguay, pero decidió tomar unas copas con su amigo Báez mientras transcurría su jornada laboral.

Alrededor de las 5 de la madrugada comenzó una violenta discusión entre ambos y Báez arremetió a golpes con una varilla de hierro contra la cabeza de la víctima hasta que la dejó incrustada en su cráneo.

Los gritos de Saucedo alertaron a los vecinos, quienes llamaron de inmediato a la Policía de Jaguareté Forest. Los efectivos trasladaron a la víctima hasta el Hospital de Santa Rosa, donde los médicos cortaron el elemento metálico para poder retirarlo y luego derivaron al paciente al Hospital de Trauma de Asunción.

El doctor Agustín Saldívar afirmó al medio Extra que es casi un milagro que el hombre sobreviviera. Si bien el estado de Saucedo es reservado, los médicos informaron que perdió un ojo. 

Radiografía de Saucedo.

Jorge Encina, fiscal interviniente, ordenó la detención preventiva de Báez, quien permanece en la Comisaría 18 de Santa Rosa de Aguaray, donde quedó a disposición del Juzgado Penal de Garantías, bajo la acusación de “tentativa de homicidio doloso”. Para el representante del Ministerio Público, no hay dudas que el agresor quiso asesinar a Saucedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *