Video : Le robaron el celular y descubrió que lo usaron para filmar otro delito. en Isidro Casanova

Una situación insólita le tocó vivir a un vecino de la localidad bonaerense de San Justo. El viernes pasado dos delincuentes le robaron su vehículo, el celular y plata. Si bien tuvieron éxito en el acto delictivo, se olvidaron de un detalle muy importante para no ser identificados: desvincular la cuenta de Google del celular. El hombre pudo acceder a todos los videos y las fotos que se tomaron con su propio teléfono, y en uno incluso, se puede ver cómo roban un alfajor de un kiosco.

Todo ocurrió el viernes pasado, cuando Gustavo Mendoza, comerciante, se encontraba haciendo unos trámites por la mañana en la localidad de Isidro Casanova. En el momento menos esperado, dos ladrones lo enfrentaron, lo tiraron al piso, lo patearon y amenazaron con una pistola 9 mm, por lo que no se resistió al robo. Le sacaron todo lo que tenía encima, llevándose una camioneta Gaster, un celular samsung j6 y 28 mil pesos. 

La víctima se presentó e hizo una declaración en la comisaría número 18 del barrio de Altos de Laferrere. Para su sorpresa, se encontró con otro damnificado que había sufrido un robo por los mismos delincuentes, le habían sacado un Volkswagen Voyage que luego utilizaron para robarle a Gustavo. Este le aseguró que él había recuperado su auto en el barrio de General Villegas, en Ciudad Evita, así que inmediatamente Gustavo visitó esa localidad y encontró su camioneta, tal como le habían anticipado.

Tras el hallazgo, efectivos policiales lo fueron a buscar y pudo recuperar su vehículo. Al otro día, el sujeto revisó sus archivos multimedia en su cuenta de Google y se encontró con imágenes de los delincuentes. Ellos mismos se tomaron fotos y filmaron con su celular y se olvidaron de desvincular la cuenta, por lo que todas las imágenes se cargaron a la “nube”, un lugar donde se guardan archivos en Internet. Lo más insólito es que dentro de estos documentos existe una filmación donde los dos ladrones se filman robándose una golosina de un kiosco, y lo festejan mostrándolo a la cámara. 

Una vez que Mendoza juntó todas las pruebas, que incluían imágenes, señales de wi fi y la ubicación exacta donde se encontraban los ladrones, se dirigió a la comisaría de Ciudad Evita. Para agilizar la situación,el hombre decidió ir luego al juzgado donde se encontró con una mujer a la que también le habían robado el auto estos mismos ladrones.

“Espero que queden detenidos y obtener las pertenencias que nos robaron a mí y al resto de los damnificados”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *