Colectivero cruzó en rojo, atropelló a pibe y lo mató

Nelson Omar González, de 17 años, murió luego de haber sido embestido por un colectivo de la línea 203 que cruzó sin respetar el semáforo en rojo.

Según detalló su hermana Mayra en diálogo exclusivo con cronica.com.ar, el hecho ocurrió el pasado 14 de julio por la mañana en las calles Avenida Libertador (ruta 23) y Demóstenes en la localidad de Moreno. 

Ese sábado por la madrugada, Nelson volvía de una fiesta junto a un grupo de amigos, entre ellos su novia. Cuando bajaron del colectivo en el cual venían, se dispuso a cruzar la Avenida Libertador por la senda peatonal. “Quiénes lo acompañaban pararon en un momento, él siguió adelante y fue ahí que llegó el colectivo de la línea 203, cruzó en rojo y lo sacó despedido”, contó Mayra. La joven reveló que el chofer recién pudo frenar el vehículo “a los 30 metros por las altas velocidades que manejaba”

“Fue su novia la que lo sacó de abajo del colectivo porque el chofer no se bajó en ningún momento”, reveló la hermana de la víctima. 

Compartir

Mayra, junto a su hermano Nelson. 

Cuando el colectivero se percató de lo sucedido, abrió las puertas y ordenó a los 20 pasajeros que bajaran. Luego, se dió a la fuga, según denuncia su familiar. “Mi hermano quedó ahí tirado por al menos una hora, su novia llamó al SAME pero nunca llegó y pasados los 45 minutos, lo llevó un patrullero al Hospital de Moreno”, relató Mayra. 

Una vez que Nelson arribó en estado de coma al sanatorio, lo internaron de urgencia. El adolescente presentaba lesiones graves, entre ellas: “su neurotorax estaba destrozado, le había estallado el vaso que se lo tuvieron que extirpar, tenía sangrado en la parte abdominal, dos fracturas de cráneo, neuronas del cerebro explotadas, dos enemas profundos y fracturas abajo del ojo y en la mandíbula”

Luego de una primera operación, lo mantuvieron en observación durante todo el domingo 15 de julio. “Ese día nos dijeron que estaba estable pero crítico y todavía no había riesgo de vida. Sin embargo, ese lunes a las 12 de la noche, murió”, dijo Mayra. 

El chico de 17 años murió pasadas las 24 horas del hecho. 

En la actualidad, el chofer incriminado por este episodio está en libertad. Según Mayra, tanto la Fiscalía N°4 de Moreno como la Comisaría 2 de Castelar, donde la familia de Nelson radicó su denuncia, “no actúan”. “Hasta tuvimos que cambiar de abogado porque tampoco quería mover la causa”, contó la mujer. 

Además, la hermana del jóven asegura que “los pocos testigos que hay del hecho están siendo intimidados y han recibido amenazas para que dejen de difundir lo ocurrido”. 

Compartir

Este jueves, desde las 16 hasta las 20, los familiares y allegados de Nelson cortarán las calles donde fue atropellado para pedir justicia por su muerte. “El reclamo es para que se muevan, para que esto no quede impune. Hoy fue mi hermano pero mañana puede ser cualquiera”, concluyó la hermana del adolescente. 

Sus familiares y amigos cortarán las calles para pedir Justicia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *